Proyecto Visiones, música para borrar las fronteras entre los sentidos

 

Mañana se presenta por primera vez en el año en la Ciudad de Buenos Aires el Proyecto Visiones, grupo integrado por Marcos González, Cristian Ángel Alderete, Eugenio Catáneo, Javier Cabanellas y Andrés Alderete. “Desde nuestras armonías y pasando por nuestro discurso literario y, sobre todo, en los silencios, buscamos borrar las fronteras entre los sentidos”, comenta Alderete, cantante, guitarrista, trombonista y, al igual que González, Catáneo y Cabanellas, integrante de la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos.
“Instrumentos y sonidos clásicos se dan cita en esquinas imaginarias donde se funden casi por casualidad gestos del jazz y los orígenes del 2×4, con notas del cancionero popular argentino. Es una invitación a cerrar los ojos y percibir cuánto se puede observar sin estar viendo”, dice. Y González, guitarrista y productor del grupo, agrega: “La música nos permite abordar y compartir nuestras vivencias sobre las desigualdades sociales, las discapacidades y cuestiones del corazón”.

-¿Cuáles son los referentes artísticos de la banda? ¿En quiénes se inspiran, más allá de los géneros?
Alderete: Es difícil hablar de referentes que funcionen como tales para todo el grupo. Desde mi forma de percibir la música y el trabajo artístico en general, son importantes referentes como Pedro Aznar, León Gieco, el “Chango” Spasiuk, Caetano Veloso, Inti Illimani, por nombrar tan sólo algunos de los pilares de la música popular latinoamericana. Por supuesto que son infaltables los referentes del tango como Gardel, Salgán, Troilo y toda la camada de maestros del tango que desde el 1900 o antes nos vienen sorprendiendo con la personalidad del 2×4.

“Visiones es la descripción sonora de un universo donde un mate y un poema, una esquina y un tango, un bombo y el aroma de un asado, no tienen fronteras”.

Claro que Piazzolla, sus melodías atrapan, su 3-3-2 habita cada esquina de nuestro decir musical. Por otra parte, me gusta pensar que toda esta vertiente de música popular está unida por la trama de nuestro quehacer sinfónico cotidiano con la Banda Sinfónica Nacional de Ciegos.Y en esta función de ocular y sinfónico no podemos dejar de recordar a un maestro como Leonard Bernstein. Desde ya que hay geniales referentes del jazz, pero eso te lo dejo para mis otros compañeros.
Cabanellas: Si vuelvo a mi infancia, a mi casa, en el gusto por la música, toda mi formación emocional se la debo a Walter Schonsky, Uña Ramos, Omar Moreno Palacios y a muchos otros nombres que sonaban casi todos los días. Folklore. Música clásica y algo de tango fueron la banda de sonido de mi infancia. Con la adolescencia llegó el rock. Si vale la definición, con la adolescencia madura el jazz-rock y con la adolescencia tardía el jazz a secas. También Gardel, De Caro, Pugliese, Troilo y más. Ellington, Coltrane, Mingus, Monk, Davis.
González: Esta etapa estamos compartiendo los referentes que cada integrante tiene, y disfrutando también de las coincidencias. En lo personal tengo muchos y de distintos géneros, pero si focalizo en la guitarra podría decir que hay guitarristas que tienen un denominador común, según mi sentir, y que es el “sonido completo” que emiten a través de instrumentos y cómo logran sintetizar en ese sonido lo que perciben de la obra y lo que quieren transmitir. Esa virtud, aparece en Roberto Grela, Steve Ray Vaughan, Jimmy Hendrix, Andrés Segovia, Brian May, Atahualpa Yupanqui, Wes Montgomery, por nombrar algunos.

-¿Sienten que la condición de ciegos potencia el resto de los sentidos y los hace especialmente sensibles para, por ejemplo, la música?
Alderete: Creo que cada rinconcito que nos tocó en la vida, nos da una perspectiva única. Desde ya que no acompaño los pre conceptos como que por ser ciegos tengamos buen oído. Pero sí les puedo contar que el hecho de no ver nos da una oportunidad inigualable de percibir el universo con los maravillosos sentidos del olfato, el tacto, el gusto y el oído. De hecho, es así como nace Visiones. Ante la reiterada pregunta de cómo nos imaginamos, qué imagen tenemos de un lugar o de una persona… Nos pareció que la manera más copada de hacerlo era a través de nuestra música. Visiones es la descripción sonora de un universo donde un mate y un poema, una esquina y un tango, un bombo y el aroma de un asado, no tienen fronteras.
Cabanellas: No siento que la ceguera me vuelva particularmente sensible para la música.

-¿Qué sucede adentro suyo cuando advierten que gracias a la música se abren puertas, se trascienden límites y se genera una conexión con el otro?
Cabanellas: El placer que da la conexión con el público, la emoción de sentir su presencia, y su respuesta provocan una sensación única. Un mimo, una caricia incomparable.
González: Siento “lo posible”, me despierta resonadores de nuestro origen común. Siento agradecimiento a la música por acercarnos lo simple, lo sutil, lo directo y por darnos la posibilidad de, a través suyo, sintonizar con la vida.


Proyecto Visiones
Sábado 12 de agosto, a las 21 hs., en Kirie Music Club, Bolívar 813, San Telmo.
Valor de la entrada: $150.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *