Esther Díaz: «Darse el gusto contra los prejuicios es actitud punk»

Esther Díaz habla rápido y claro, mira siempre a los ojos y dice cosas que quedan resonando entre los libros de su biblioteca. A los 79 años tiene la perspectiva para recordar los momentos más difíciles de su vida sin regodearse en el dolor, sino entendiéndolos como circunstancias que forman parte de su ser, afirmaciones de la propia existencia. El sexo, el feminismo, la oscuridad y la actitud punk, en una conversación intensa con Almagro Revista.

Javier Arroyuelo: “Hay que salir de la moda para que nos permita hablar de otras cosas”

Comenzó a forjar su visión aguda y su escritura en las revistas que creó cuando era estudiante del Nacional Buenos Aires. En la Buenos Aires hippie de los 60, se mezcló con las artes visuales, el teatro y el rock. Co-fundó Mandioca, junto a Jorge Álvarez, Pedro Pujó y Rafael López Sánchez, el primer sello discográfico independiente de rock argentino. Pero en el 69’ se fue a París, y luego a New York hasta 2011, cuando volvió a Buenos Aires, donde libra una batalla contra los prejuicios culturales y “lo que está en el medio, que siempre me parece detestable”.

Cora Gamarnik, doctora en fotoperiodismo: “La foto sirve tanto para crear una fake news como para desbaratarla”

Docente, investigadora y directora del programa de actualización en fotografía y ciencias sociales de la UBA, Cora Gamarnik analiza el presente de una profesión clave en el andamiaje cultural, en medio de una transformación tecnológica que precarizó al máximo las fuentes laborales y el desguazamiento de los medios masivos de comunicación. En ese conexto, Cora interpela revalorizando el rol del fotoperiodismo en la batalla con las fake news y la visibilización de la desigualdad y la violencia social. “Los fotógrafos vuelven a ser un blanco de represión específica en las calles”, asegura.

Perla Herro, referente de Slow Food Argentina: «La soja y el maíz no son comida, son insumos de una industria que nos engorda y no nos alimenta»

Dice que con su propuesta de Gastronomía para la Liberación no pretende retornar a un pasado idealizado en el que las mujeres cocinaban casero sino en avanzar hacia una sociedad en la que todos, todas y todes sepan cocinar. Pese a que la mayor parte de su trabajo pasa hoy por la docencia, Perla Herro se autodefine como cocinera e integra la coordinación de Slow Food Argentina, aunque reconoce que la humorada del nombre del movimiento a veces le juega en contra.