Author Archives: revistaalmagro

El peronismo, Liniers, Nik y la actualidad de la historieta argentina, en los lentes del bloggero académico Amadeo Gandolfo

Es historiador y su máxima pasión son las historietas. Dice que detesta las definiciones sobre el género y que, aunque es un nicho pequeño en el que se conocen todos, la historieta argentina está pasando por su mejor momento. Del humor gráfico durante el peronismo al giro naive de Liniers, nada escapa del análisis de Amadeo Gandolfo.

Laura Salvador, una madre por adopción que derriba mitos sobre la familia

En la Argentina hay 5.502 adultos inscriptos en el Registro de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos. ¿Qué esperan? ¿Cómo se preparan? ¿Qué necesitan los niños y niñas en situación de adoptabilidad? Laura Salvador tiene tres hijos por vínculo adoptivo, y con esa experiencia a sus espaldas fundó la AC Ser Familia por Adopción para derribar mitos y deconstruir conceptos alrededor de la familia.

Pablo Mauas, entre la búsqueda de vida extraterrestre y la preocupación por el Conicet

Pasa cientos de horas observando las estrellas e intentando detectar condiciones aptas para la vida extraterrestre, pero cuando se aleja del telescopio le toca enfrentar el día a día de la ciencia en el país. “Toda la ciencia termina siendo aplicada. Uno no puede decir hasta acá se aplica, a partir de acá son tonterías. Todo está relacionado”, asegura.

Mariano Narodowski: “No hay un debate preciso, claro y de proyecto en educación; vivimos de las migajas de Sarmiento”

El ex ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires se sumerge de lleno en el análisis de los desafíos actuales que plantea la educación, defiende a la escuela como tecnología pero se anima a transgredir los formatos preestablecidos. Dice que está decepcionado de la política y advierte: “No se puede confiar el sistema educativo a los héroes”.

Atendido por sus dueños, llega la VII Feria de Editores en el Konex

La Feria de Editores tuvo su primera edición en el 2011 en el bar de La Tribu. Eran un puñado de 20 sellos con sus mesas y catálogos. El año pasado concurrieron 6000 personas y se vendieron 11 mil ejemplares en tres días. Una cifra nada desdeñable si se piensa en las estadísticas magras que arroja la Cámara Argentina del Libro (CAL) y el receso de tirada que sufren los grandes grupos editoriales.